Más de 100 niños aprenden y sueñan en su nuevo jardín en Lampa

Lunes 06 de Junio, 2022

 
El 3 de junio pasado se realizó el corte de cinta del Jardín Infantil y Sala Cuna "San Vicente de Paul", situado en un sector de la comuna cuyos habitantes experimentan grandes carencias económicas y sociales. La construcción se vio dificultada, entre otros problemas, por la pandemia.

Ni el intenso viento ni la amenaza de lluvia que se vivieron en Lampa la mañana del viernes 3 de junio de 2022 amainaron el calor humano y el entusiasmo de quienes participaron en la inauguración del Jardín Infantil y Sala Cuna "San Vicente de Paul", ubicado en un populoso sector de esta comuna en el que sus pobladores viven difíciles circunstancias socioeconómicas.

Por qué el entusiasmo: porque el corte de cinta de la reconstrucción de este espacio educacional enfrentó grandes dificultades, tanto de financiamiento como por los retrasos en la construcción que impuso la pandemia. "Muchos milagros se reunieron para cumplir este sueño" fue la frase que repetían varios de los asistentes.

El establecimiento  a cargo de la Fundación Brazos Abiertos, pasó así de funcionar en una casa antigua a contar con un moderno recinto dotado con las instalaciones para atender a bebés y niños, satisfaciendo tanto sus necesidades educacionales como de alimentación.

Actualmente, el establecimiento atiende a 18 lactantes en Sala Cuna y 96 niños en el Jardín Infantil. Anteriormente solo había disponibilidad para 60 alumnos y no existía capacidad para recibir lactantes.

"LA GENEROSIDAD SE FUE MULTIPLICANDO"

Durante la ceremonia hubo expresiones de agradecimiento al fallecido jurista y constitucionalista Alejandro Silva Bascuñán y sus herederos. Como benefactor, su aporte fue importantísimo para que se concretara la construcción del recinto.

Estuvieron presentes en el corte de cinta el Vicario General, obispo Alberto Lorenzelli; el alcalde de Lampa, Jonathan Opazo; el párroco de Nuestra Señora del Carmen de Lampa, Manuel Castro; el Administrador de Bienes del Arzobispado de Santiago, Mauricio Domínguez; representantes de Bomberos, en este caso Paula Arjona, de la Segunda Compañía de Lampa y quien fue alumna del Jardín; la directora del establecimiento, Pamela Robles; miembros de la Policía de Investigaciones (PDI) y colaboradores de la Vicaría para la Educación, entre otros invitados.

Juan Luis Santelicespresidente del directorio de la Fundación Brazos Abiertos, destacó que gracias a la colaboración de muchos, "la generosidad se ha multiplicado de tal forma que podemos atender ahora a los niños de cien familias de este sector, que viven en condiciones muy poco favorables".

Durante su discurso, no pudo ocultar su emoción al mencionar las dificultades que enfrentó la obra. "Los milagros existen", expresó.

Monseñor Lorenzelli bendijo las instalaciones y señaló que, tal como indica el nombre de la Fundación Brazos Abiertos, el recinto se convertirá en un lugar de brazos abiertos para recibir a los niños, "para que puedan sentir el calor de sus hogares y que esta sea su segunda casa".

La ceremonia culminó con una representación a cargo de un grupo de pequeños alumnos, quienes rememoraron la historia del jardín mostrando varias fotografías. 

"Fue realmente difícil conseguir esto", reconoció María Inés Vial, directora ejecutiva de la Fundación Brazos Abiertos. "Empezamos a construir en diciembre de 2019 y en marzo nos llegó la pandemia. Hubo miles de problemas por las cuarentenas, pero el Señor provee y logramos al fin quedar operativos".

"Hoy se cumplió el máximo sueño de poder dar a los niños y niñas de esta comuna un lugar precioso para que puedan disfrutar, aprender y vivir", añadió.

Nicolás Pino Jocelyn Rodríguez, apoderados del jardín, escribieron una carta que leyeron a los asistentes en la que agradecieron la realización de la obra. "Ahora es más moderno", señaló. "Estamos muy contentos de volver a trabajar con el equipo de educadores".

Después de Julieta, su hija de ocho años que ahora es exalumna, la familia tiene al pequeño Oliver, de tres años, como nuevo integrante del recinto educacional. Para sus hijos, la pareja espera que puedan aprender y crear las bases para su futuro.

"Este barrio es un sector antiguo de la comuna de Lampa. Siempre ha sido un sector rural y con grandes necesidades, sobre todo en los tiempos de invierno. Por eso es bueno que el jardín haya evolucionado para bien, gracias a la labor de los profesionales y también de los padres", describe Nicolás.



"Renovemos la pasión por educar"
Cienfuegos #51 Santiago de Chile
22 690 85 00