123 profesores y profesoras se capacitaron junto a la Vicaría para la Educación en el nuevo programa de Educación Católica.

Viernes 29 de Enero, 2021

 
Una renovada clase de religión, en cuyo centro se encuentra el estudiante y su desarrollo integral, propone el programa de estudio de enseñanza religiosa escolar católica (EREC 2020). Programa está en sintonía con la normativa y el currículum vigente para el resto de las asignaturas.

El nuevo programa, dado a conocer el año pasado, surgió de un largo trabajo en conjunto entre universidades católicas, profesores de aula representantes de las diócesis del país y un equipo de expertos del área de educación de la Conferencia Episcopal de Chile y del área Profesores de Religión de la Vicaría para la Educación. Esta última durante 2020 dictó un curso a más de cien profesores para capacitarlos en en los Fundamentos del nuevo Programa de Religión Católica, las Bases Curriculares  y el  Programa de estudio, para llevar todo hasta la sala de clases y orientar el proceso de desarrollo humano, ético, espiritual y religioso de las y los estudiantes

"Uno de nuestros propósitos es es buscar los medios que permitan contribuir hacia un mejoramiento de la clase de religión, contribuir para que los profesores tengan más y mejores herramientas en la labor de educar y formar a los estudiantes”, explica Luis Zúñiga, jefe del área profesores de religión de la Vicaría para la Educación.

Luego de haber aportado para el diseño del nuevo currículo de religión católica, la Vicaría se enfocó en capacitar a los profesores, en un proceso completamente virtual en donde se dio espacio a cada parte del programa, trabajando en profundidad los elementos esenciales del cambio paradigmático que exige. “Los niños y jóvenes cambiaron, los medios para acercarse al saber cambiaron, los descubrimientos de la ciencia y tecnología cambiaron, los modos de aprender cambiaron, nosotros debemos cambiar en el modo en cómo ayudamos a descubrir sentido a la vida, respuesta a las grandes preguntas de la vida, porque eso sigue igual, y ahí el profe de religión puede contribuir, pero debe modificarse en su didáctica, su currículo escolar y su pedagogía”, comenta Luis . 

Ricardo Valenzuela, profesor de religión, participó de la formación entregada por la Vicaría, en su opinión, el programa impulsa una nueva manera de relacionarse entre el estudiante y profesor, “considerando los contenidos como un servicio a la verdad para el diálogo respetuoso, cariñoso y caritativo con el estudiante, en donde fomenta en el estudiante, sus habilidades y actitudes para que gestione  su propia educación religiosa y espiritual discerniendo permanentemente sobre su sentido de vida”.

Para el docente, el curso sobre la nueva  EREC orienta a practicar una nueva forma de hacer pedagogía en religión,  “invitando  al estudiante a poner y reconocer sus habilidades y actitudes para su propio desarrollo y crecimiento personal junto a otros, en comunidad, favorecido por un ambiente de diálogo abierto, fraterno  y permanente, respetando su cultura, contexto social, diversidad y modos de vida. Es un programa  que no excluye a nadie en la clase de religión, pues se presenta interdisciplinaria. Es decir, considera otras fuentes de conocimientos: sociología, psicología otros credos, etc.” 

En cuanto al rol del educador, dice Ricardo, “moviliza al profesor de religión a un permanente cultivo de los conocimientos en las otras asignaturas, en un ambiente colaborativo y reflexivo. No deja a Cristo de lado, si no que da y ofrece los espacios para que cada estudiante lo descubra a través de sus propias actitudes y acciones concretas con los que le toca convivir diariamente”.

Laura Cornejo, profesora del Colegio Técnico Las Nieves, valora el cambio desde un alumno receptor de contenidos hacia uno que participa y experimenta el tema religioso en su vida, “esta nueva propuesta tiene mucho discernimiento frente a la realidad, apropiación de los contenidos  del evangelio en la vida misma, propone una apertura a no creyentes, de manera que  uno la clase puede exponer incluyendo a personas  no creyentes con preguntas variadas y amplias e integrar las diferentes opiniones”. 

Otro aspecto que destaca Laura es que el nuevo programa de religión abre muchas posibilidades, “puedes situar la clase al contexto en el que la estás dando, me permite adaptar la clase e inculturar la fe en contextos propicios para lograr el encuentro del estudiante a la experiencia de Dios”. Todo esto dice la docente deja importantes desafíos como conocer la psicología evolutiva del estudiante y preparar clases “que realmente hagan a la estudiante protagonista de su aprendizaje”. 

El área de Profesores de Religión de la Vicaría para la Educación realizará nuevamente el curso:”Nuevo programa de religión”, a partir de los últimos días de marzo, las inscripciones se abrirán los primeros días de ese mes.

 



"Renovemos la pasión por educar"
Cienfuegos #51 Santiago de Chile
22 690 85 00