Nuevos líderes secundarios católicos en el mundo de la educación

Miércoles 06 de Enero, 2021

 
Un cierre de escuela de líderes secundarios distinto a otros años pero no por eso menos significativo tuvieron 55 jóvenes de distintos colegios de Santiago que durante 2020 aceptaron el desafío de la Vicaría para la Educación, para formarse como líderes al estilo de Jesús.

La escuela se desarrolló de manera completamente virtual a raíz de la pandemia con encuentros los días sábado, lo que significó un gran cambio y adaptación a las nuevas medidas sanitarias. Desde julio a diciembre los y las participantes tuvieron la oportunidad de  profundizar y compartir en temáticas como el llamado de Dios, la vida comunitaria, enseñanza social de la iglesia, aprendizaje y servicio solidario,  siendo una experiencia muy positiva tanto para los estudiantes que se formaron como para los jóvenes animadores que los acompañaron en este camino. 

Gabriel Olivares, estudiante del Liceo Ruiz Tagle, participó de la experiencia y  hoy puede decir que fue un proceso en donde se fueron tejiendo espacios de acogida y confianza para compartir en torno a los contenidos que se ofrecían en cada sesión. “Al principio costaba un poco porque no nos conocíamos entre todos pero con el paso de las clases fuimos tomando confianza, nos fuimos soltando un poco más y fuimos dando nuestra opinión, con libertad”.

“La escuela me enseñó a escuchar más a los demás, aprendí de otros jóvenes como yo, aprendí otros puntos de vista. La escuela me ayudó bastante a mejorar la manera de expresarme y decir las cosas, a ponerme en los zapatos de otras personas. Gracias a la escuela de líderes uno tiene una mayor percepción de lo que otra persona puede estar viviendo”, expresa Gabriel.

El Padre Andrés Moro, Vicario para la Educación destacó el compromiso de los jóvenes por seguir un modelo de liderazgo de amor y servicio.

“Esta escuela quiere ayudar a trabajar un liderazgo al modo de Jesús y qué mejor que ofrecer una oportunidad de liderazgo y conducción pastoral en un  año que fue tan complejo producto de la pandemia,  por eso gracias a los jóvenes,  a sus asesores y coordinadores que fueron capaces de sortear una escuela cien por ciento virtual y profundamente enraizada en las comunidades que formaron. Eso es ser líderes, ese es el desafío que se nos pide en el mundo de la educación, vivir un liderazgo al modo de Jesús que no vino a otra cosa que  amar y servir”, comentó el vicario.  

En total fueron 55 los jóvenes que se formaron como nuevos líderes, adquiriendo el compromiso de un liderazgo que significa  involucrarse en su entorno,ser agente de cambio y protagonistas en sus ambientes y comunidades educativas. 

 



"Renovemos la pasión por educar"
Cienfuegos #51 Santiago de Chile
22 690 85 00