Pastorales de Educación Superior compartieron desafíos y oportunidades en tiempo de pandemia

Jueves 12 de Noviembre, 2020

 
En el mes de octubre, la Vicaría para la Educación(VED) realizó de manera virtual el primer Consejo Arquidiocesano de Pastoral de Educación Superior CAPES, de este año.

A través de su área Pastoral Educativa la VED convocó a encargados y encargadas de pastorales de distintos centros de educación superior de Santiago, para compartir cómo han desarrollado su servicio en este particular año, marcado por la pandemia.

En el primer encuentro, el Padre Andrés Moro, Vicario para  la Educación, destacó que el consejo es una instancia de comunión, “un espacio que nos permite trabajar y encontrar caminos de comunión para descubrir dónde servir y llegar con el anuncio del Evangelio a muchos más, invitando a un encuentro profundo con Cristo y preguntándonos cómo seguir aportando y acompañando a los y las jóvenes de la educación superior”, dijo el Vicario.

Un año que desafió a buscar nuevas formas para vincularse con estudiantes, académicos y administrativos fue lo que se expresó en las voces de los encargados y encargadas de pastorales a la hora de compartir cómo han sido estos meses . El confinamiento y las clases on line hicieron que las agendas y habitual programación tuvieran que adaptarse a lo virtual principalmente a través del uso de redes sociales y plataformas virtuales, todo con el propósito de acompañar  tanto a estudiantes como a profesores y administrativos.

Pese a las dificultades, este tiempo también trajo oportunidades y descubrimientos, así lo comenta Valentina Nilo, directora del Centro Universitario Ignaciano, quien compartió la experiencia en la Universidad Alberto Hurtado. “Este tiempo ha sido bien desafiante porque todas las actividades pastorales que teníamos programadas eran presenciales entonces hemos tenido que repensar lo pastoral desde nuestras casas. En un tiempo de crisis e  incertidumbre lo que nos hemos propuesto es acompañar a las personas, a estudiantes, administrativos y docentes”, comentó. Para desarrollar tales experiencias  ha sido fundamental las redes sociales y canales de comunicación interna de la universidad.

Para Valentina, lo comunitario ha ayudado mucho a sobrellevar este difícil  tiempo. ““Ha sido todo un descubrimiento, porque los estudiantes de la universidad son principalmente no creyentes, entonces estas instancias en donde uno toca la vulnerabilidad y la fragilidad humana han hecho que se reúnan estudiantes semanalmente para compartir lo que han estado viviendo”.

Otra de las pastorales que estuvo presente en el consejo fue la del centro de formación técnica Enac, su encargado, Christian Guzmán, valoró positivamente el reencuentro,  “pudimos escuchar, compartir las experiencias de reconversión pastoral que las comunidades educativas hicieron para tratar de responder de la mejor manera a lo que está sucediendo. Esta pandemia, atravesada también por una crisis social, nos hace remirar nuestras prácticas y volver a lo central que es transmitir a Jesucristo hoy en estas condiciones”, afirmó.

Para continuar adelante, el primer paso que dieron como pastoral Enac fue reconvertir la mayor parte de sus procesos de acompañamiento espiritual, misionero, voluntariado y sacramental a una plataforma virtual. También y en alianza con las carreras de estudio,  han estado difundiendo información y orientación para la comunidad y han desarrollado espacios de oración virtuales. “Nos dimos cuenta que esto que en marzo era un desafío se convirtió en oportunidad y estamos contentos de ir ajustando nuestras propuestas para que la situación actual no sea un impedimento para acompañar”, puntualizó Christian.

Durante este mes de noviembre se realizará un nuevo encuentro de pastorales de educación superior. 



"Renovemos la pasión por educar"
Cienfuegos #51 Santiago de Chile
22 690 85 00